martes, 23 de mayo de 2017

Silencio

Era una noche tranquila, caminaba despacio, acompañado de un suave viento que acariciaba las copas de los arboles. 
Las hojas bailaban como millones de mariposas batiendo sus alas en la alta y densa oscuridad.


Llegué a un banco antiguo de madera, iluminado por un haz de luz artificial, el viento dejó de sonar, y allí lo encontré...

Silencio, ¿Por qué no te haces valer un poco?
Eres el "pringao" de la clase...

Por primera vez le escuché

Sé que estoy, aunque a veces no lo creo.

El sonido de las balas acuchilló mi voz,
agrietó la esperanza,
la razón,
y dejó mudo mi ser.

Soy tu principio y tu final.
el rostro hambriento de un niño
el golpe de una caída muy profunda,
el aroma de una despedida.

También soy el descanso de una melodía
la luz de una sonrisa,
el amanecer de un nuevo día.

La verdad...
Sé que vivo, aunque a veces no lo creo.

Desde que no me escucho no me hablo,
desde que no me hablo no me oigo,
desde que no me oigo...
Sé que existo,
sólo que a veces no lo creo.

...Silencio…

Siempre estoy, 
aunque creas que me he ido,
aunque a veces no lo creas,
aunque jamás me hayas oído.


David


sábado, 6 de mayo de 2017

Navego por un mar.


Navego por un mar, 
azul oscuro,
ya casi negro.

Un mar de sueños rotos,
de esperanzas ahogadas,
de lágrimas saladas,
de gritos de dolor amordazados con bozales de hielo...

Corrientes que esquivan almas,
olas que rompen silencios. 

Navego por un mar,
sin rumbo 
sin tiempo,
y sin la ayuda del viento. 

A aquellos que vieron 
cómo el agua ahogaba sus ilusiones.

David.

martes, 25 de abril de 2017

"Hay quien"

Hay quien duerme para no pensar.
Hay quien pensando no puede dormir.
Hay quien despierta cuando sueña, y quien sueña con no despertar.
Hay quien sufre por no vivir lo mejor, y quien vive sufriendo lo peor.

Hay quien cree que su voz es un recuerdo, 
que ya no existe pero que ha vuelto.

Hay quien cree que nada cambia, 
y quien cambia todo por nada. 
Hay quien por tenerlo todo... 
no tiene nada. 
Quien se pierde en esa nada, 
quien cierra los ojos para verla 
y quien la ve cuando los abre.

Hay quien prefiere cerrarlos... 
porque sueña con no abrirlos.

David.

domingo, 19 de marzo de 2017

El violinista de Mauthausen, Andrés Pérez Dominguez

Quién oyese cantar podía sentarse tranquilo 
porque los malvados no tienen canciones


Año 1940, París sufre una transformación fruto de la llegada de las fuerzas alemanas nazis. Rubén Castro y Anna Couver son una pareja apunto de casarse que verán frustrado su plan tras la detención de Rubén a manos de la Gestapo.
Él será llevado primero a un campo de trabajo y posteriormente a otro mucho mas terrible y desalentador, el campo de exterminio nazi de Mauthausen (Austria), donde tratará de sobrevivir agarrándose a la esperanza de poder ver de nuevo a Anna...

"ni él mismo sabía cómo estaba vivo todavía, cómo había conseguido llegar hasta su tercer año de cautiverio sin que el hambre, el trabajo forzado, las palizas, las enfermedades o los castigos hubieran acabado con él"

Anna, fruto de la desesperación por no tener noticias del que iba a ser su futuro marido, decide optar por el espionaje. Si no iba a recuperar a Rubén, por lo menos lucharía contra aquellos que se lo quitaron.
Conocerá a Robert Bishop, un agente de la OSS americana. Robert le encomendará a Anna la misión de mezclarse con un ingeniero y violinista alemán, Franz Müller. Por lo visto, se trata de un científico que tras darse cuenta del horror cometido por los nazis, decide cambiar su vida y dedicarse al violín, dando conciertos, participando en orquestas y viajando de un lugar a otro.

Caprichos del Azar o del destino, Müller llega a Mauthausen junto a su cuarteto para tocar en una fiesta de cumpleaños... Y si, lo que ocurrirá allí cambiará por completo el devenir de los tres personajes...

En cuanto a mi opinión personal, es una novela que pese a mostrar, como tantas otras, los horrores y atrocidades hechas por los nazis durante esta época de la historia, posee un toque innovador. La estructura es distinta, empieza por el final cuando Rubén vuelve de Mauthausen en busca de Anna, luego vuelve al inicio de la historia... Va dando saltos en el tiempo. Los capítulos están centrados cada uno en un personaje, en lo que hace y en lo que vive, lo cual ayuda mucho al lector a seguir bien la historia. Además el final está escrito de tal manera que te hace "recordar" todo lo transcurrido para que termines de atar todos los cabos.

También me he encontrado con frases muy buenas, que te invitan a reflexionar sobre la psicología humana...
"Lo único que ha aprendido es que la imaginación de las personas no tiene límites cuando de hacer daño con impunidad se trata"

En definitiva, es un libro muy muy muy recomendable, fácil de leer y fácil de entender. Pese a que me ha pillado en una de esas épocas que estás cansado de leer penurias, hay que decir que ha merecido la pena.

Pd. Disculpad tanto retraso en volver a publicar. A ver si retomamos el ritmo de lecturas.

Saludosss.

David.

sábado, 7 de enero de 2017

Mis 3 libros favoritos del 2016

¡Muy buenas mis queridos lectores!
Hoy os traigo la selección de mis tres libros favoritos que he leído en 2016. Como bien sabéis, leo cuando buenamente puedo y debido a eso esta lista quizá no es todo lo extensa que podría ser. En fin, que le vamos a hacer...
¡¡Este año nos superamos!!

1. Into the wild (Hacia rutas salvajes)
Este libro me dejó roto. Un relato basado en la historia real de un chico que se fue de casa para vivir de la manera mas primitiva y salvaje posible en los bosques de Alaska.
Jon Krakauer (autor) nos relata como Cristopher Mcandless, dejándose guiar por su instinto, quiso ser feliz de una manera distinta de la que su entorno familiar pretendía. Durante su viaje conocerá gente, conocerá lugares nuevos y, desafortunadamente, conocerá lo que es pasar serios apuros para sobrevivir. Toda una aventura.
Lo mejor: Las notas originales de Criss a lo largo del libro. Las ganas de explorar del protagonista que, de algún modo, las contagia al lector.
Lo peor: Para mí no tiene nada malo.

2. After Dark.
Por supuesto que Haruki Murakami tenía que estar en esta lista, llevaba tiempo sin leer algo suyo, hasta que llegó el momento de hacerlo. Tomándome el té habitual de después de cenar, me levanté derecho a la estantería y cayó. Una historia enredada como ella sola, con personajes raros como ellos solos empapados del subrealismo tan característico de Murakami. Un libro tan rico como el té rojo con toque de vainilla que me tomé esa noche.
Lo mejor: La cantidad de situaciones atípicas descritas con la sutileza de este peculiar escritor.
Lo peor: Los cabos sueltos que deja, otro elemento típico del autor...

3. Del amor y otros demonios. 
Sabía que Gabriel García Márquez es un referente, sabía que escribía bien. Lo que no sabía es que fuese capaz de decir tanto en tan poco. Esta historia de apenas 170 páginas te hace estremecer, te pone la piel de gallina solo con la manera en que describe la cruel realidad (pese a tener una trama con un alto nivel de fantasía). Es un libro para leer despacio, disfrutando y rumiando bien cada frase. De hecho, me ha pasado el terminar el libro, y a los días empezar a sacar conclusiones, de repente te viene la iluminación y comprendes cosas... En definitiva, libro para gozar en un momento de mente despejada.
Lo mejor: La historia es brutal y la redacción un placer para la vista.
Lo peor: El vocabulario, algunas frases cuesta entenderlas, pero tampoco es muy tedioso en ese sentido.

Bueno chicos, estos han sido los míos, tres libros muy cortitos pero que llegaron a mí en el momento que mas predispuesto estaba a leerlos. ¡Espero saber cuales han sido los vuestros! podéis dejarlos en los comentarios :)

¡Besos y abrazos!

David.




lunes, 2 de enero de 2017

¿No tenemos remedio?

Chocolate, galletas y botones
Todo ocurrió una noche de invierno, cuando un grupo de soldados se puso a cantar villancicos. El enemigo, que se encontraba a escasos metros, escuchó las voces cantar y decidieron también acompañarles en los cánticos. Al cabo de un rato, uno de los soldados salió de su trinchera y se dirigió en son de paz a la trinchera enemiga, de ella surgió un general. Comentaron aquello que había ocurrido y decidieron darse una tregua esa noche.

.
Charlaron juntos todos los soldados, bebieron e incluso jugaron un partido de fútbol. Pasaron todo el día juntos hasta que al final se despidieron intercambiándose regalos, chocolate y galletas. Se cuenta que los que no tenían nada que ofrecer, se arrancaban botones del uniforme y los utilizaban como objeto de cambio...

Al día siguiente la guerra retomaba su curso, tocaba disparar contra los hombres que hacía unas pocas horas habían compartido risas y cantos...
Pues bien, aquella batalla fue la única de la gran guerra en la que no hubo bajas ni heridos. Los disparos se fueron cielo arriba dado que nadie quiso disparar contra un nuevo amigo...
El partido de futbol... terminó, la batalla también terminó... lo que nunca terminó fue la amistad.

Esto que os acabo de contar es la tregua de navidad que tuvo lugar en 1914 durante la primera guerra mundial, entre soldados franceses y alemanes. Y si, fue real. De hecho aquí tenemos alguna de las pocas fotos que colaron.

La verdad es que este tipo de historias... no hacen mas que exaltar el sin sentido que es la guerra, y ahora, que estamos rodeados de tantos conflictos en diferentes partes del mundo, de algún modo demuestra que los seres humanos también somos capaces de hacer cosas buenas.

Pese a que estemos cansados de que 19 de cada 20 noticias del telediario sean malas, pese a que todos los días veamos a países como Siria llorar la pérdida de sus raíces, o ver cómo la codicia de los gobiernos capitalistas permiten que los teléfonos móviles (por poner un ejemplo) se fabriquen con las lágrimas de los niños del congo (Os invito a buscar de dónde viene el coltán)

Pese a que esos soldados, que un día decidieron ser felices juntos, fueran condenados y fusilados a los 6 días por desobediencia y alta traición ¡¿Qué es eso de confraternizar con el enemigo?!
Pese a todo eso... quiero pensar que en el mundo hay generosidad, y que en el fondo todos queremos charlar, beber, jugar al fútbol juntos y olvidarnos definitivamente del "Y yo mas", dejar ya de creernos el ombligo del mundo y empezar a vivir con dignidad y en paz.

En fin, cambiar esto tiene que ser posible, esta historia de la primera guerra mundial es la prueba de que lo es y en nuestra mano está.
Espero entonces que el 2017 sea menos violento que el anterior, aunque hayamos empezado con el pie torcido...

David.

Pd: Nunca dejéis de hacer aquello que nos enseña a mirar el mundo, nunca dejéis de leer.



viernes, 30 de diciembre de 2016

La caída de los gigantes - Ken Follet

La clase trabajadora es mas numerosa que la clase dirigente, y mas fuerte. Dependen de nosotros para todo. Les proporcionamos la comida, construimos sus casas, hacemos sus ropas y sin nosotros se mueren. No pueden hacer nada a menos que se lo permitamos. Nunca lo olvides.

Mirad que no pude con Los pilares de la tierra, de hecho ahí lo tengo, haciendo contrapeso en el banco de la terraza junto a las macetas. Y sin embargo, toma, le das otra oportunidad a un autor y resulta que te enamora.

La caída de los gigantes, primer libro de la trilogía The Century, llegó a mis manos por recomendación expresa y directa de un viejo amigo. Otro fanático de la historia y mas en concreto de la reciente, de la del siglo XX. Menos mal que le hice caso.

Este libro es BRUTAL

¿Por qué? Pues por todo amigos míos de mi corazón. Brutal en historia, en frases, en tamaño (por supuesto) en giros, tramas amorosas, hay muerte, hay sexo, traiciones... Y encima todo genialmente incrustado en episodios reales de la historia del siglo XX.

5 familias de diferentes lugares del mundo. Ingleses, galeses, alemanes, americanos y rusos. En un principio aparecen por separado, contextualizando el momento social que se vive en cada parte del mundo. Hay episodios como el domingo sangriento* vivido en Rusia... que son los precursores del suceso que supone el escenario principal del libro, la primera guerra mundial.

Mas adelante las vidas se irán cruzando, la guerra les irá uniendo... (o separando) cambiándoles a ellos mismos y cambiando todo lo que conocían de su mundo.

Con respecto al momento histórico, decir que esta guerra fue bastante peculiar por varias razones. Al parecer los soldados iban sin tener una conciencia real** de lo que aquello suponía. Las batallas se realizaban cuerpo a cuerpo, con armas muy básicas (en comparación con la segunda guerra mundial) de modo que una batalla*** podía durar días. Eran chavales jóvenes que se refugiaban en trincheras sucias, malolientes, llenas de ratas... en definitiva, vivían y luchaban en unas condiciones profundamente deplorables. En la segunda guerra mundial la población civil, curtida por lo vivido en la anterior, se muestra mucho mas reacia al desarrollo de una nueva guerra. Sin embargo, ocurrió. Europa se suicidó en el siglo XX.

La verdad, siempre que he leído libros y novelas de historia, me ha gustado hacerlo a través de autores que han vivido la historia, pues da la impresión de que no sólo cuentan la realidad social que viven, sino que te transmiten cómo la sienten. Quizá esa sea la única pega que le pongo a una novela que, pese a la gran imaginación y dominio del lenguaje demostrada por Ken Follet, carece del sentimiento que le otorga otra novela escrita por un autor que no escribe para entretener, ni para publicar, si no para gritarle al mundo el presente que vivió, nuestro pasado al fin y al cabo.

No obstante, ya estoy con el segundo de la trilogía, es un placer leerse los tochos de este autor (jajajajaja) Ya os contaré ;)

Por último, ya que esta va a ser la última entrada del año. A todos los lectores de este pequeño blog, gracias por estar ahí. A mis queridos diez seguidores (jeje) también, pasad unas felices fiestas, espero que el año que viene venga repleto de ilusión y de libroooooosssss!!!!!!

David.




*Domingo sangriento: Matanza realizada por la guardia imperial en 1905 contra manifestantes pacíficos. Ocurrio en el palacio del Zar Nicolás II, donde se reunieron alrededor de 200.000 obreros reclamando mejores condiciones salariales y laborales.

**La juventud fue alegremente a la guerra, todos creían que iban a arrasar al enemigo fácilmente y que iba a ser un hecho rápido. Hay un libro que describe muy bien esta actitud titulado Sonámbulos, de Cristopher Clarck. 

***La batalla del Somme duró desde el 1 de julio, hasta noviembre. Hubo mas de un millón de bajas, incluso es habitual encontrarse con restos de los cadáveres por la zona en la actualidad.