lunes, 21 de septiembre de 2015

Si esto es un hombre - Primo Levi

"Por un momento, he olvidado quién soy y dónde estoy"

No son muchas las personas que conozco y que hayan tenido el "placer" de visitar Auschwitz, sin embargo todas coinciden en lo mismo... La sensación, el ambiente, la atmósfera reinante en ese inhóspito lugar es diferente, el aire huele a muerte.

Hoy traigo un libro que, al cogerlo, noté que sus páginas estarían empapadas de dolor y desesperación. Y elijo esta palabra, desesperación, porque creo que es la mas apropiada en todas sus acepciones para definir los flujos emocionales que corrían por lo mas profundo del ser de aquellos hombres y mujeres, víctimas de tal aberración humana.

La RAE nos define "Desesperción" como la pérdida de la esperanza. Henry Thoureau* en su obra Walden lo define como una resignación aceptada y asumida. Pues bien, Si juntamos las dos definiciones, podemos deducir un término parecido a "La desesperanza asumida y aprendida."

¿En qué consiste?
Pues bien, esta gente cae en una espiral de indefensión inducida. Ellos no pierden la esperanza por sí solos,  son los nazis los que, a base de malos tratos, les hacen caer en el pozo de la resignación, les enseñan a ser despojos humanos sin fuerza (no vaya a ser que se rebelen).

Primo Levi nos da a conocer todo lo que un Häftlinger** ve dentro de un lager**, desde las actuaciones y operaciones de los nazis, hasta la transformación conductual de las pobres gentes que, atrapadas como moscas en una tela de araña, diseñada por una tarántula con bigote y ojos chispeantes de cólera y rabia, esperan resignados la irremediable "solución final"***.

Es un libro que... En fin, qué puedo decir. Todo lo que se aprende de él, del ser humano, de las relaciones sociales, de la psicología cuando la vida es llevada al extremo del dolor... Todo, habría que agradecérselo a Primo Levi. Vamos por partes.

Con respecto a la vida en el campo no me pienso explayar mucho... Sabemos mas que de sobra las atrocidades que se realizaban. Lo que si que me interesa especialmente es el modelo social "improvisado" que se crea en los barracones. Cuando entras te quitan todo, te ponen un número en el brazo y te dan unos zapatos que ni son de tu talla. El dinero no vale nada, lo único que vale algo es aquello que te quita el hambre y en todo caso el frío. La economía se basa en el intercambio; una cuchara a cambio de dos patatas, un abrigo a cambio de que me arregles los zapatos,etc.

Casi nadie habla el mismo idioma, había gente de distintas nacionalidades mezcladas, luego era difícil, por no decir imposible, entenderse. Cada persona intentaba llevar una disciplina, un hábito de limpieza, el cual ya no se hacía mas que por dignidad humana, siendo cada vez mas difícil. Se intentaba establecer algún tipo de sistema, algún orden, pero no. La vida tal y como se concebía fuera del campo, con un orden y una estabilidad, era irrealizable dentro, no quedaba mas remedio que admitir la ausencia de sistema.

 Allí estaban, retenidos como ganado en un aprisco maloliente y caótico de color mierda. Sin consciencia del paso de los días, perdidos en algún lugar del mundo, deambulando como zombies confusos, sin ánimo, sin fuerza, sin esperanza.


Hay un momento, una parte del libro que supone un punto de inflexión en la manera de entender al autor. Ya he hablado de la desesperación, sin embargo ahora no se como explicar lo que siente el autor, y que a su vez transmite con el libro, cuando descubre que tiene papel y boli para escribir lo acontecido. Una mezcla de deseo y un impulso incontrolable por sacar a la luz aquello que estaba pasando, tenía pánico porque el nombre del aquel terrible lugar no se supiera nunca y así lo hace saber en su forma de escribir.

 En la historia y en la vida parece discernirse a veces una ley feroz que reza: "A quien tiene, le será dado; a quien no tiene, le será quitado" 

Tan recomendable como el texto principal, es el apéndice. Se aprende muchísimo sobre los alemanes, los nazis y los judíos. Levi trata de responder a aquellas preguntas que nos hacemos a menudo respecto a estos sucesos. Aquí dejo algunas preguntas.

-En su libro no hay expresiones de odio, ni rencor, ni deseo de venganza a los alemanes. ¿Los ha perdonado?
-Había prisioneros que lograban escapar de los campos ¿Cómo es que no hubo rebeliones en masa?
-¿Cómo se explica el odio de los nazis a los judíos?

Todo este tema de los nazis, con una sola entrada, se me queda un poco corto. Seguiremos hablando de ellos en posteriores publicaciones.

David Vallejo P.

* Henry David Thoureau (1817-1862), nacido en Concord, EEUU. Es un filósofo, ensayista y naturalista. Una de sus obras, Walden está escrita durante su período de aislamiento en el bosque, donde quiso llevar una vida simple en contacto con la naturaleza.

** Lager: Campo de concentración. a los trabajadores/prisioneros/desgraciados se les denominaba Häftlinger.

*** Solución final: Para mantener el secreto se utilizaban eufemismos. Solución final en vez de Exterminación. Traslado en vez de exportación, no matanza con gas sino tratamiento especial, etc.

1 comentario:

  1. Primo Levi y el nazismo dan para reflexionar y escribir mucho. Adjunto algunos libros que pueden cumplimentar tu trabajo..

    Eichmann en Jerusalén de Hannah Arendt
    Obediencia a la autoridad de Stanley Milgram
    Las benévolas de Jonathan Littell y
    La tregua y Los hundidos y los salvados de Primo Levi, los otros dos libros que conforman la Trilogía de Auschwitz

    Buen trabajo

    ResponderEliminar