lunes, 9 de noviembre de 2015

Fahrenheit 451 - Ray Bradbury

Vivimos en una época en la que las flores pretenden vivir sobre las mismas flores, en lugar de crecer gracias a la lluvia y al negro estiércol

Imaginad un mundo en el que la famosa premisa "La ignorancia da la felicidad" es llevada a la aplicación real de la manera mas exagerada que se pueda imaginar. ¿Cómo?

Ray Bradbury nos lo cuenta en su libro dando vida a Montag, un hombre de mediana edad, miembro de una brigada especial de bomberos cuyo oficio es garantizar la inexistencia y eliminación del elixir de la sabiduría, los libros. 

En la sociedad que Ray nos dibuja, se llega a la ciega convicción de que el ejercicio intelectual, así como el cultivo del pensamiento, dirigen hacia el sufrimiento y por lo tanto a la infelicidad... Sin embargo, se demuestra en numerables ocasiones que el efecto conseguido no es precisamente el deseado. Montag, consciente de la decadencia humana y social que le rodea, tratará de buscar las explicaciones que finalmente le acabarán llevando hacia el peligro...

Arde, y no porque lleve dibujada una llama en la portada, este libro arde como una llamarada que penetra en la conciencia arrasando la esperanza por la humanidad en lo que parece un futuro miserable para la sociedad. Las aberrantes y tristes conductas humanas producidas por el "atontamiento" que provoca la influencia de medios externos cuyo único fin es que la gente no piense, además, sumado a la aplastante lógica con la que se argumentan los fenómenos... Te hace reflexionar mucho sobre la sociedad actual, la rapidez a la que circula la información (si es que se la puede llamar información) y su efecto perturbador. 

Es tremendo, me ha encantado,se lo recomiendo a todo el mundo, no te deja para nada indiferente. Además es muy cortito, fácil de leer y el autor escribe que da gusto. La calidad de Ray Bradbury es inverosímil, veremos que mas cosas tiene este hombre y si son igual de buenas.

David.

2 comentarios:

  1. Creo que es un libro que hay que tener en la biblioteca y leer de vez en cuando. Es cierto que pensar por una misma puede resultar doloroso. Pero no hay cambio posible para mejor sin reflexión y acción. Por tanto, el que pueda elegir que opte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar es doloroso, y por tanto cualquier excusa vale para no hacerlo, por increíble que parezca...

      Eliminar