jueves, 3 de agosto de 2017

El día que se perdió la cordura - Javier Castillo

"Se dio cuenta de que ya no podía hacer nada. De que hubo un punto de no retorno al entrar en aquella cafetería. Un punto en el que, tras cruzar el umbral de la puerta, su alma cambió para siempre"
Me quedaba la mitad del libro, me puse con él a las doce y media de la noche, y a las tres estaba terminado. La sensación fue... ¡puf!... me recordó a ese momento en el que acabas de ver una película tan buena que te quedas callado, no hablas con nadie y piensas en ella durante un rato... justo esa. No me podía creer que me acabara de terminar un thriller tan bueno, que tuviese ese final, esos personajes...

Pero bueno, os cuento primero en qué consiste el libro y luego pasamos a comentar impresiones mejor.
Se trata de un libro de 447 páginas, letra grande, fácil de leer y con capítulos cortos. La narración se hace a tres tiempos, al principio de cada capítulo nos aparece una fecha para que el lector se sitúe en la trama y con el paso de los capítulos pueda ir enlazando hechos que unen; por un lado lo ocurrido en 1996, en la población de "Salt Lake", con lo ocurrido en 2013 (actualidad)

Respecto a la historia, todo comienza con un hombre desnudo, lleno de sangre, que camina por las calles de Boston con la cabeza de una joven en la mano. Este hombre es detenido y llevado a un centro psiquiátrico donde será evaluado e investigado por el doctor Jenkins junto a la agente del FBI Stella Hyden. La relación con ambos empieza siendo distante, hasta que consigue quedarse sólo con Stella y así contarle la historia que le llevó a protagonizar semejante escena, la historia que le ha hecho tener, en frente, precisamente, a Stella Hyden.... una historia que comenzó hace diecisiete años, en un extraño pueblo llamado Salt Lake, y que aún continúa...

He disfrutado mucho mucho mucho con el libro, llevaba tiempo queriendo leer un thriller y en cuanto vi la oportunidad me hice con el, tenía cierto miedo a que me defraudara ya que... cuando hay tanta crítica buena, tiendes a poner las expectativas muy altas, pero al final nada de eso. Se lee muy rápido y cada final de cada capítulo es un gancho que te lleva al siguiente, así hasta que llegas al epílogo y piensas... "La madre que parió al tío este" (jejeje)

En fin, como he comentado anteriormente, esta novela me ha encantando y espero que este sea el comienzo de un gran recorrido de éxito para el autor.


4 comentarios:

  1. Holaaa
    La tengo pendiente, me llama mucho la atención porque creo que me puede gustar mucho, y después de leer tu reseña me han aumentado las ganas!!!
    Espero poder disfrutarlo pronto ^^
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Cuando lo leas me comentas Naya :) saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    No lo conocía, osea el libro XD, pero suena genial especialmnte porque soy una amante de los Thrillers y si este es tan adictivo sin dudas debo hacerme con el *3*

    ¡Gracias por la maravillosa reseña!


    ¡Saludos!

    PD: Vengo de la iniciativa de seamos seguidores y ¡ya te sigo! Te invito a visitarme ^o^/

    ResponderEliminar